Christian Burgazzi

Camila, mamá con frenillos

In Humor y Crónicas Despistadas, Todos on 24 diciembre 2006 at 6:44 am


De Cami

Hola Christian:

Para que te relajes un rato, te voy a contar mi última novedad “cuasi médica”:

Resulta que los primeros días de enero estaba en una finca y de repente me empezó un dolor muy agudo en el lado izquierdo de la cara, como corrientazos entre el oído, el ojo, el cachete, las muelas, algo rarísimo, como un frío intenso por dentro……lo que empezó como corrientazo se volvió como “contracciones de parto”: me venía un dolor INSOPORTABLE como por 1 minuto y se me iba como si nada, pasaba como dos horas y volvía. A los tres días, se fueron haciendo mas frecuentes, ya no eran cada dos horas sino cada 10 minutos…….¡¡¡hasta en eso se parecía a las contracciones de parto !!!

Lo cierto es que me tuve que ir de emergencia a la Clínica el Country. Allá me recibió un médico que, después de un intenso interrogatorio que incluía hasta a qué edad me desarrollé…. (jamás he entendido la bendita manía que tienen los médicos de poner eso en la ficha médica….¡¡¡mucho menos a estas alturas de la vida!!!) , me hizo un examen que, por lo grotesco, me dio tanta risa como dolor: me metió su dedo en el oído y me hizo abrir la boca. YO CASI ME MUERO del dolor.
El diagnóstico: inflamación de la articulación de la mandíbula y del nervio trigémino. ¡¡¡Nunca me imaginé que algo que yo ni siquiera sabía que existía me doliera tanto!!!

El tratamiento: calmante, anti-inflamatorio y….remitida a un odontólogo especialista en “rehabilitación oral”….¡¡¡en mi vida había oído hablar de esa especialidad !!!

Lo que siguió fue como de la NASA, imagínate que me hicieron un molde con mi mordida y lo pusieron en un “simulador de mordida” una vaina que reproduce en el “espacio” cómo tu muerdes. Mi diagnóstico fue muy claro: ¡¡¡a pesar de tener una sonrisa “pepsodent” la mordida era un desastre !!!
Cuando cierro la boca lo primero que pegan son las cordales y eso hacía que la mandíbula superior se desplazara hacia adelante, lo cual a su vez hace que toda la fuerza de la mordida la recibían los dientes de adelante que con la fuerza se van erosionando, esto me ocasionaba una gran tensión en los músculos faciales y en el cuello Imagínate que cuando llegué con la crisis, al morder sólo hacía contacto una sola muela y toda la contractura muscular severa que tenía en el cuello era por eso. Como verás tu no eres el único que está haciendo “un master” en temas médicos, como dicen aquí yo he aprendido “un jurgo”.

El tratamiento era contundente: sacada de las 4 cordales (a lo cual acepté con la única condición de que fueran las 4 de un “mamonazo” y con anestesia general……y así fue…..¡¡ni me enteré!!), y ….ahí va la noticia bomba……..¡¡¡FRENILLOS!!!, o sea, aparatos, brackets.

¿Cómo te parece? Yo que toda la vida he pensado que no hay más ridiculez que las mujeres que se ponen aparatos después de vieja…y ahora me tocaba a mi. Después de chillar y patalear no me quedó más remedio que aceptar ponérmelos, la sentencia era implacable: o me veía ridícula a los 44, con aparatos, o me veía ridícula a los 55, ¡¡¡sin dientes!!! como verás ¡¡la decisión fue muy fácil!!

Te cuento que esto es horrible, el dolor del primer día no se compara con nada……sólo con el dolor del segundo día, ¡¡¡qué era peor!!!
Para colmo me tocó dar taller los dos días siguientes, no te imaginas la sensación de no saber hablar ni comer. Ese día en el taller la comida era churrasco con ensalada de rábanos…… imagínate yo que tenía como 10 anos que no comía rábanos me viene a tocar justo al día siguiente de los aparatos y ¡¡¡frente a 15 participantes del taller !!!

Te confieso que esa noche cuando me estaba quedando dormida lo único que se me venía a la mente era la imagen de los frenos que le meten a los caballos en la boca…cuando me desperté la imagen era la de las mujeres de esas tribus africanas que se meten como un plato en la boca….y la del pato Donald con su bocota enorme……¡¡¡así me sentía yo!!!

El día que me los pusieron la doctora me hizo una sola advertencia: “por nada del mundo comas curry” porque es lo único que mancha los aparatos (que son transparentes) porque se te ponen “amarillo biche” (¿¿?? ¡¡¡ni idea!!!).

Pues resulta que en un viaje a Sao Paolo, de esos que salen tardísimo y uno cae “fulminado” y de duerme hasta que te despiertan para comer, yo me desperté medio dormida y me empecé a comer algo que parecía un “pollo con algo”, como no sabía que era le pregunté al vecino y me dijo: esto es pollo ¡¡¡al curry!!!, aquello fue como si me hubieran mencionado al mismísimo diablo, ¡¡¡del tiro me espabilé!!! No me importó que estuviera en ventana, que estuvieran las bandejas servidas y que el carrito estuviera atravesado en el pasillo…..¡¡¡me levanté como un bólido con cepillo de dientes en mano !!!
Bueno, te cuento para tu cultura general, el “amarillo biche” es, hazte de cuenta, “verde perico”, pero en amarillo.

La buena noticia es que es impresionante como uno se acostumbra a todo, ya sólo me molesta cuando me los aprietan una vez al mes, y la verdad, ¡¡¡no es ni tan horrible !!!

Pero como todo en la vida, que tiene cosas positivas y cosas negativas…esta no es la excepción. La mejor parte del cuento es que esto ha sido toda una experiencia como madre…..sí, como m-a-d-r-e. No te imaginas la reacción de mis hijas…..para ellas, tener una mamá con aparatos ha sido lo MAXIMO.
Haber sido durante 12 anos una mamá amorosa, dedicada, responsable, preocupada, ser una persona inteligente, bonita, buena persona ¡¡¡NADA se compara con ser una mamá con aparatos!!!

Imagínate que la primera noche, como no podía dormir me paré y vi a Andrea muy pensativa en la cama cuando le pregunté me dijo: “¡¡¡sabes qué, estoy muy emocionada con tus aparatos !!!”…..¿qué tal?

Al día siguiente, cuando nos estábamos desayunando Diana, con una SONRISA DE OREJA A OREJA, me dijo: “mami eso que te explicó el médico de tu mordida, ¿no será que eso es hereditario y de pronto yo lo heredo de ti y me tienen que poner aparatos a mi también?”.

Definitivamente, esto es un tema de “brecha generacional” : en mi época usar aparatos era un “raya” y hoy en día es lo “máximo”, lo “play” lo “in”.

Además, no es un tema exclusivo de mis hijas, el otro día estaban armando un plan para ir al cine con varios del salón y la condición era que fueran con una mamá acompañante. En gran “consejo estudiantil”, yo salí elegida……”porque la mamá de Diana es muy chévere……¡¡¡y hasta usa brackets!!!”

Desde ese día decidí aguantarme TODO y no quejarme más del asunto…….¡¡¡siquiera que tanto dolor y ridiculez sirva para algo!!!

La broma parece sacado de un libro de “autoayuda” de los que abundan en las librerías del aeropuerto:

Libro: “Cómo potenciar la imagen que tienen de usted y así mejorar la relación con sus hijos adolescentes”. Consejo #1: vaya corriendo al dentista y ¡¡¡póngase aparatos!!!

Como verás, la cosa ha estado entretenida por aquí.

Un beso, saludos a Lucía

Cuídate mucho,
Cami, la mamá

Anuncios
  1. Gracias por tu comentario.Me alegra que te hayas reido bastante.Espera más de Camila, mi amiga despistada, la más graciosa que conozco.SaludosFeliz Navidady Buen 2007

  2. JAAAAAAAAAAA, que risa, “los brackets son mejor que un refresh facial”. En los casos más graves donde la mordida no sirve para nada la mandíbula inferior se suelta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: