Christian Burgazzi

Posts Tagged ‘Letras’

Eugenio Montale

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Cuadernos Sagrados, Todos on 17 junio 2007 at 10:41 pm


“La decencia cotidiana, la más difícil de las virtudes”

Anuncios

Me gustan los estudiantes

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Política, Todos on 6 junio 2007 at 8:35 pm

Violeta Parra

¡Que vivan los estudiantes,
jardín de las alegrías!
Son aves que no se asustan
de animal ni policía,
y no les asustan las balas
ni el ladrar de la jauría.
Caramba y zamba la cosa,
¡que viva la astronomía!

¡Que vivan los estudiantes
que rugen como los vientos
cuando les meten al oído
sotanas o regimientos!
Pajarillos libertarios,
igual que los elementos.
Caramba y zamba la cosa
¡vivan los experimentos!

Me gustan los estudiantes
porque son la levadura
del pan que saldrá del horno
con toda su sabrosura,
para la boca del pobre
que come con amargura.
Caramba y zamba la cosa
¡viva la literatura!

Me gustan los estudiantes
porque levantan el pecho
cuando les dicen harina
sabiéndose que es afrecho,
y no hacen el sordomudo
cuando se presenta el hecho.
Caramba y zamba la cosa
¡el código de derecho!

Me gustan los estudiantes
que marchan sobre la ruina.
Con las banderas en alto
va toda la estudiantina:
son químicos y doctores,
cirujanos y dentistas.
Caramba y zamba la cosa
¡vivan los especialistas!

Me gustan los estudiantes
que van al laboratorio,
descubren lo que se esconde
adentro del confesorio.
Ya tienen un gran carrito
que llegó hasta el Purgatorio.
Caramba y zamba la cosa
¡los libros explicatorios!

Me gustan los estudiantes
que con muy clara elocuencia
a la bolsa negra sacra
le bajó las indulgencias.
Porque, ¡hasta cuándo nos dura,
señores, la penitencia?
Caramba y zamba la cosa
¡que viva toda la ciencia!

Carta de Amor

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Todos on 15 abril 2007 at 6:35 pm

Querida,


Te conocí por esas cosas del destino… Fuiste tú, precisamente tú y no otra cualquiera, quien me recibió con su abrazo de mar y tierra cuando fui arrojada a la vida sin preguntas, sin sondeos, sin acuerdos. No importó, tú estabas allí.

Recuerdo con emoción, cuando a mis 9 años, me regalaste mi número de cédula ¡qué detalle! ¡qué regalo único para mí! Lo guardaré toda mi vida como un tesoro… Vino acompañado por mi foto de niña con aquella pollina que cortineaba mis ojitos y por aquel jeroglífico juguetón de mi primera firma, orgullosa y oronda, que se extendía debajo de mi color de ojos, de mi estado civil y de mi nombre generoso en letras amables para el oído de estas tierras.

Pero nada como recordar la sensación alucinante de ser tuya aquella vez que en el primer censo de mi vida, tú me contaste como 1, yo estaba allí, metida feliz e inocente en las entrañas de aquel número grandote que le regalaste a los ávidos estadísticos, acompañada por millones de otros unos y unas.

Y fui creciendo, descubriéndote y haciéndote mía a su vez: Primero fue tu lengua, tu lengua única, tu osadía y manifiesto de que un idioma común nos separaba (y nos separa) del resto de los hablantes oficiales del castellano: “Chévere” , “vaina”, “bicho”, “coroto”, “ladrar”, “épale”, “pana”, “chamo”, “pelúo”, “melao”, “coñazo”, “cambur”, “vergatario”… fueron palabras que coleaste temprano en mi diccionario con esa complicidad tuya que te caracteriza y que me derrite con sus guiños. Te adoro Chama…

Y por la boca, además de la palabra, me diste luego el deleite de manjares exóticos, eclécticos, traviesos: la arepa bivalva capaz de ofrecer como perla cualquier delicia que quepa adentro, las hallaquitas amarradas y con instinto de libertad, diversas en el sello del chicharrón, el ají y la nada repleta de potencialidades; ni hablar de la cachapa que lagrimea de alegría gotas de mantequilla dispuestas a arrejuntarse con el queso de mano o guayanés, las negritas refritas y brinconas, las tajadas dulces y fieles, la carne con sus mechas al viento y la hallaca, la reina absoluta de los sabores, la que no pela un diciembre y nos descubre adictos cuando no la tenemos. El ron, la rumba, las frías, la salsa adobando las caderas, los panas, la familia y los panas de la familia también, y los panas de los panas y así sucesivamente… así tú, toda tú.

Y ese verde amazónico y húmedo, y ese azul espumado en tu orilla, y ese blanco de copo en tus cimas, y ese negro de tu oro profundo, y el marfil de tus dunas inquietas, y esa tú, toda tú.

Y hablando de colores querida ¡si que has cambiado últimamente! te has vuelto bipolar, te pones roja, te pones azul ¡y morada con la mezcla! Desde que me enamoraste y te conozco, has ido creciendo en número, en colores, en símbolos, en estrellas, en puntas, en extremos, en experimentos, en ganas, en contradicciones, en sueños, en odios y también en amores, en créditos, en carros, en muertes y también en nacimientos. El asfalto de tus vías se ha llenado de pasos que marchan tras el sueño de vivirte próspera y segura para todos: unos para allá, otros para acá… sordos todos de tanto oírse sin escucharse, ciegos de tanto verse sin observarse y mudos de tanto gritarse sin hablarse.

Y en realidad yo no sé bien por qué hoy te digo todo esto; tal vez lo que pasa –aunque suene ridículo- es que te quiero, te sigo queriendo con tus luces y tus sombras, con tus eclipses, tus noches y amaneceres, con todos tus colores y colorcitos, te quiero con mis miedos y esperanzas, con mis talentos para darte y mis ganas de quedarme a tu lado para no tener que buscarte luego en otros supermercados, en unos pocos días de verano, en los apellidos de una guía telefónica, en internet, en los noticieros, en el acento, en las conversaciones, en los rincones, en todas partes… Te quiero grande, pertenecida y perteneciente, te quiero, mi Venezuela.

Luisa Elena

Esta es la bella carta de amor que escribió mi amiga Luisa Elena Sucre y que muy merecidamente fue seleccionada entre las 10 finalistas del Concurso Mont Blanc Cartas de Amor 2007, en el que participaron 6.200 personas.

Me honra el permiso que Luisa Elena me dio para publicarla aquí, para el disfrute de todos.

¡Felicitaciones!

José Ignacio Cabrujas

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Cuadernos Sagrados, Todos on 5 marzo 2007 at 10:17 pm


“Eres lo que más se parece al instante en que me reconozco”

El Librero

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Todos on 2 marzo 2007 at 3:58 pm


Excelente revista mensual, dirigida al mundo de las librerías.

Su número 7 de Febrero, dedicado a “Leer el pasado”, es decir a los libros de contenido histórico, es particularmente rico por la diversidad de temas.
Entre otros destaco:

  • la reseña del HAY FESTIVAL, el encuentro de escritores realizado en Cartagena en Enero, con un brillante trabajo fotográfico de Vasco Szinetar,
  • la presentación del libro Los retratos de Henri Cartier-Bresson, con reproducción de varios de sus famosos retratos. Imperdible.
  • Dos interesantes entrevistas de Rafael Osío Cabrices, una a Moisés Naím, acerca de su libro Ilícitos, que esta siendo un éxito editorial,
  • y al otra a Armando José Sequera, de cuyos libros “infantiles” Teresa y Mi mamá es más bonita que la tuya, he publicado varios extractos en este blog, con permiso del autor.

El Librero es una revista única en el país, por la calidad de sus contenidos, del papel, de la impresión, por el formato, los colores, las imágenes y en especial por su propósito de enriquecer el mundo de la lectura, por un lado promoviendo adecuadamente los libros y por otro queriendo rescatar la profesión del librero.
Contribuyendo con quienes atienden al público en las librerías, para que lo hagan conociendo más el “producto” que venden, para que sepan apreciarlo mejor, de manera de poder recomendar con propiedad los libros que reposan en sus estantes.
Como lo saben hacer los mejores libreros, los que venden libros por amor a la lectura.

Editor: Sergio Dahbar
Redacción: Rafael Osío Cabrices
Dos firmas que son garantía de seriedad profesional.

Su distribución es gratuita.
Pueden conseguirla en las buenas librerías, antes de que se agote.
Muy Recomendable.

Rosa Montero

In Cuadernos Sagrados, Todos on 26 enero 2007 at 7:24 pm


“La infancia es el lugar en el que habitas el resto de tu vida”.

"La generosidad es el único egoísmo legítimo".

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Todos on 20 enero 2007 at 9:55 pm


En “Despistes y franquezas, XI”
de
Mario Benedetti

“La enfermedad” fatal

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Todos on 15 enero 2007 at 9:18 pm


“La enfermedad” excelente libro de Alberto Barrera Tyszka, Premio Herralde de novela, 2006.

Un recorrido poético por el camino más doloroso de los seres humanos, el del deterioro inexorable.
Una novela sui géneris, donde el protagonista principal es inasible e implacable: la enfermedad es el centro, todo lo demás y los demás giran a su alrededor.

A pesar del dolor inevitable ante la muerte, la novela es hermosa, sus páginas trasmiten amor, cierto humor en algunas situaciones y la pena, propias de la vida humana que se acerca cada día a su final.

Es casi un grito, un reclamo contra el azar de la vida y de la muerte, en las que reina la casualidad.
Impacta desde el inicio la pregunta alrededor de la cual se desarrolla la trama, sencilla y efectiva, y con la que además Barrera termina la novela:

“¿Por qué nos cuesta tanto aceptar que la vida es una casualidad?”

Es el drama de nuestra existencia, no llegar nunca a saber con certeza si somos protagonistas o simples espectadores de nuestro devenir hacia el fin.

Recomendable. Mi nota: 7,5/10

Pensamientos de José Martí

In Alimento pa'l coco, Política, Todos on 6 enero 2007 at 12:33 am


Sobre el socialismo y el comunismo

“La soluciones socialistas, nacidas de los males europeos, no tienen nada que curar en la selva del Amazonas.”

“El funcionarismo autocrático abusará de la plebe cansada y trabajadora. Lamentable será y general, la servidumbre.”

“Asociaciones socialistas envían sus azuzadores profesionales.”

“Un pensador, Herbert Spencer, señala el riesgo que ciertos pueblos modernos corren de caer en un degradante socialismo.”

“Los crímenes no aprovechan a la libertad, ni cuadran a estatuas blancas, manos rojas.”

“De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se les llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es el que trabaja para otro que tiene dominio sobre él.”

De Hubert Jerez Mariño, El cantar de Martí, Plantation, Jerez Publishing Inc., 1999, pp.284-285.

José Martí

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Cuadernos Sagrados, Todos on 1 enero 2007 at 7:30 pm


“Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud y en ti”.

“Ya es digno del cielo el que intenta escalarlo”.

“Se de antemano que rara vez cobijan las ramas de un árbol la casa de aquel que lo vio nacer”.

La Disimulación Honesta, Torquato Accetto

In Alimento pa'l coco, Cuadernos Sagrados, Todos on 29 diciembre 2006 at 7:29 pm


Disimular no es pecado cuando se hace por salvarse de la jungla del mundo, porque disimular no es decir lo que no es, es abstenerse honestamente de decir lo que es.

Felicitaciones a Alberto Barrera Tyszka

In Alimento pa'l coco y pa'l alma, Todos on 21 noviembre 2006 at 9:12 pm


El Premio Herralde de Novela
tiene sabor latinoamericano. La novela ganadora, La enfermedad, es obra del escritor venezolano Alberto Barrera Tyszka, primer ganador de dicho país; será publicada simultáneamente en España y Venezuela.

Tomado de: http://www.anagrama-ed.es/

Julio Cortázar

In Alimento pa'l alma, Cuadernos Sagrados, Todos on 8 noviembre 2006 at 7:10 pm


“La risa ella sóla ha cavado más túneles útiles que todas las lágrimas de la tierra.”

“La vida es un fluir interminable que va de mi corazón a tu recuerdo.”

Albert Camus

In Alimento pa'l alma, Cuadernos Sagrados, Todos on 31 octubre 2006 at 11:21 pm

En el rigor del invierno aprendí que hay dentro de mi una invencible primavera.

La Sombra del Viento

In Alimento pa'l alma, Dolce vita, Todos on 24 octubre 2006 at 11:09 pm


Carlos Ruiz Zafón.
Un amanecer de 1945, un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: el Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y le arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.

La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo hasta las tinieblas de la posguerra. La Sombra del Viento mezcla técnicas de relato de intriga, de novela histórica y de comedia de costumbres, pero es, sobre todo, una tragedia histórica de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros, manteniendo la intriga hasta la última página.
Para saber mas… http://www.lasombradelviento.net/
Muy recomendable.
Nota: 7/10